El casco de un piloto es uno de los elementos esenciales en materia  de seguridad y obligatorio, existe una gran variedad de modelos en el mercado.

Con este artículo esperamos que te quede más claro que talla de casco debes elegir para que prime tu seguridad y tu confort.


Homologación y seguridad:

Para que un casco sea seguro y podamos circular en nuestra moto con él, tiene que cumplir diferentes normativas, es decir, necesitamos emplear cascos homologados para motos. La Unión Europea tiene su propia normativa e identificación, y para conseguirla los cascos deben superar los diferentes test a los que son sometidos.

Sin embargo la homologación Europea, ECE 22-05, no es la única que encontraremos en el mercado, ya que también existen la DOT y Snell, aunque es la única válida en España. DOT es el sistema de homologación empleado en Estados Unidos, mientras que la Snell responde a sistemas de homologación con estándares de calidad definidos también para el mercado estadounidense pero con criterios establecidos por un organismo independiente sin ánimo de lucro.

Para saber si nuestro casco está homologado, tan sólo tendremos que fijarnos en la etiqueta blanca que lleva cosida en el interior y que mediante una serie de letras y números nos dirá todas las características de ese casco, qué tipo de homologaciones ha superado.

En la imagen siguiente tenemos un ejemplo de una etiqueta de homologación. Vamos a explicar cada uno de los puntos de los que consta para que podamos identificarlos correctamente.

etiqueta homologacion cascos moto
  • a: La “E” corresponde a Europa y el número, al país donde se ha realizado la homologación. En el ejemplo tendríamos E3, que corresponde a Italia. La tabla de países la podéis ver a continuación y a España le corresponde el número 9:
Número País Número País
1 Alemania 14 Suiza
2 Francia 15 Noruega
3 Italia 16 Finlandia
4 Países Bajos 17 Dinamarca
5 Suecia 18 Rumanía
6 Bélgica 19 Polonia
7 Hungría 20 Portugal
8 República Checa 21 Rusia
9 España 22 Grecia
10 Yugoslavia 23 Irlanda
11 Reino Unido 24 Croacia
12 Austria 25 Eslovenia
13 Luxemburgo 26 Eslovaquia
  • b: Es la revisión vigente de la norma europea que cumple. En España se acepta tanto la 04 como la 05 aunque esta última es la más completa ya que incluye la prueba de golpe maxilar.
  • c: Número con el que se ha homologado el casco
  • d: Letra que identifica la seguridad del casco y el nivel de seguridad según sea el modelo. Así nos podremos encontrar P o Protectivos (la más alta) para los integrales y algunos modulares, N/P o No Protectivos para aquellos en los que no protege la mentonera como algunos modulares y J o Jet para aquellos modelos abietos.
  • e: Número de serie con el que se puede trazar el recorrido completo del casco desde su fabricación.

A modo de conclusión, os recomendamos adquirir siempre un casco homologado según la norma ECE/ONU R22 ya que aunque la normativa Snell y DOT cumplirán perfectamente con su cometido, en el caso poco probable que nos comprueben la homologación del mismo podríamos ser sancionados. ¿El resto? Conducir con cabeza.

 

¿Qué talla para mi casco?

Para conocer la talla que usas de casco es necesario que te midas el contorno de la cabeza. Coge un metro de costurera y colocalo por encima de las cejas y de las orejas para medir la parte más ancha de su cabeza.
Atención: si tu disciplina necesita el uso de un sotocasco, no olvides medir su talla llevando su sotocasco para tener un casco bien ajustar a su cabeza.

Algunos consejos que te pueden ser de utilidad:.
– tu casco ne debe ser demasiado grande, no debe flotar cuando mueva la cabeza.
– las espumas deben ser bien ajustadas a tu rostro. No deben aplastarle demasiado, ni estar completamente despegadas. Para verificar si el casco es bien ajustado, introduce un dedo entre la espuma y su frente. Si no tiene una resistencia, su casco es demasiado grande.
Al principio, si el casco le parece un poco apretado al nivel de las mejillas, no te preocupes es normal. Las espumas se van a relajarse con el tiempo para un ajuste perfecto con si rostro. Pero preste cuidado de no elegir un casco demasiado apretado a la altura del frente o que causa lesiones o no corta el flujo sanguíneo.
Si utiliza gafas, piense también verificar que no dañan su rostro cuando lleva el casco.

¿Tiene una pregunta en particular para un casco? No dude en contactar nuestro equipo de expertos que podrán dar consejos lo antes posible.

Leave a Comment

Your email address will not be published.